Patrimonio Cultural Subacuático al alcance de todos

Plazas disponibles

Organizador

Horario
viernes 30 de septiembre de 2022, desde las 11 hrs

Lugar
Museo de América, Avenida de los Reyes Católicos 6, 28040 Madrid.

Público al que va dirigido
Público infantil y primaria

Nuestra propuesta de divulgación es una actividad integrada por 3 actividades complementarias.

  1. Exposición con 11 paneles explicativos que mostrarán distintos yacimientos arqueológicos subacuáticos y sus características (Mortella II y III, 1527; Ribadeo I, 1597; Flota de Azogue, 1724)
  2. Explicación de un Modelo de Galeón
  3. Explicación de materiales didácticos: esqueleto de la estructura de un barco, para comprender un barco por dentro con todas sus partes, documentos históricos, equipos de buceo, selección de materiales para una excavación subacuática con el fin de ilustrar el trabajo arqueológico bajo el mar.

Se coordinarán las tres actividades en las que participarán tres grupos de no más de 10 personas cada uno, dirigido por uno o dos investigadores. En la franja horaria de 11:00 a 15:00 hrs. de la mañana habrá 2 turnos en los que participarán grupos de escolares a partir de 10 años de edad. 

Gran parte de nuestro patrimonio histórico sigue aún sumergido en el fondo de los océanos. Estructuras portuarias, ciudades que fueron devoradas por las aguas, o barcos hundidos constituyen evidencias arqueológicas de gran interés para comprender la conexión entre océanos y sociedades humanas durante milenios. 

La arqueología marítima y subacuática es una disciplina científica que consiste en registrar, interpretar, recuperar, proteger y difundir ese patrimonio histórico-arqueológico sumergido o conectado con zonas costeras e intermareales. Su diferencia con la arqueología terrestre radica en el medio, particularmente en la especialidad subacuática, que implica el desarrollo de competencias específicas en el buceo, en las técnicas de registro y trabajo bajo el agua y en el establecimiento de protocolos especiales para la conservación de objetos y estructuras.

Los pecios (restos de naves naufragadas y/o sus contenidos) son “cápsulas del tiempo” que ofrecen, en tan solo unos metros cuadrados, indicios de la cultura material de la época, información sobre las rutas comerciales, la reconstrucción de eventos históricos y la vida a bordo, así como importantes datos para conocer la tecnología de construcción naval y las técnicas de navegación.

Nuestra intención es mostrar en montajes fotográficos de gran formato los objetivos, las diversas tareas emprendidas y los resultados alcanzados a lo largo de varias campañas arqueológicas. Diversos equipos internacionales e interdisciplinares han trabajado de forma conjunta, a veces de forma desinteresada, para contribuir así a la comprensión de la arqueología subacuática y al estudio del patrimonio histórico sumergido. Estos proyectos, reflejados en el montaje expositivo que presentamos, demuestran las ventajas y vicisitudes del trabajo cooperativo y multidisciplinar, así como la cadena operativa de los arqueólogos, en el mar y en el laboratorio. Asimismo, queremos enseñar qué se hace con los hallazgos y cuál es su destino final. En definitiva, pretendemos sensibilizar al público en general y, sobre todo a las nuevas generaciones, sobre la importancia de salvaguardar y proteger nuestro patrimonio histórico-arqueológico relacionado con la interacción entre el océano y la sociedad humana. Esta exposición está también conectada con el compromiso del CSIC con la OceanScienceChallengesFor 2030 (Madrid, CSIC, 2021).

La exposición se centra en CUATRO yacimientos subacuáticos: el Ribadeo I (denominado Santiago de Galicia) (Galicia) hundido en la Ría de Ribadeo en 1597; los pecios de la Mortella (Córcega, Francia), hundidos en 1527, en la Bahía de Saint-Florent; y los pecios de la Flota de Azogue de 1724, hundidos en la Bahía de Samaná.

Su elección se justifica porque constituyen ejemplos excepcionales para el estudio de la construcción naval de la época y porque presentan un elevado valor histórico-arqueológico con un entorno muy fértil desde el punto de vista histórico y patrimonial. Son exponentes del valor añadido de los estudios arqueológicos de la Edad moderna (siglos XVI al XVIII) y también ejemplos de la diversidad y variedad de este patrimonio.

Los objetivos de la exposición:

-Mostrar la actividad de investigación de los arqueólogos e historiadores.
-Comprender la arqueología desde la perspectiva del trabajo cooperativo y multidisciplinar.
-Entender la cadena operativa de los arqueólogos.
-Saber qué se hace con los hallazgos y cuál es su destino final.
-Sensibilizar, sobre todo a los más jóvenes, sobre la importancia de salvaguardar y proteger nuestro patrimonio histórico-arqueológico

 

Equipo científico:

- Ana Crespo Solana (Instituto de Historia-CSIC)
Arnaud Cazenave de la Roche (Instituto de Historia-CSIC)
Carlos León Amores

Organiza:  del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CCHS-CSIC)

Coordinación: Unidad de Divulgación, Cultura Científica y Edición Digital del CCHS-CSIC.

Con la colaboración de El Instituto Nauta


Investigadores/as participantes